martes, 4 de marzo de 2014

Los Viajes de Tuf, de George R.R. Martin

Tuf Voyaging, 1986 
Editorial: Zeta Bolsillo  
Traducción: Alberto Soler 
550 páginas 
12,95 € 
Ebook: 5,49

Argumento:

Haviland Tuf se «encuentra» con la enorme nave ecológica llamada el «Arca», de la que acaba siendo dueño y decide abandonar su trabajo como mercader independiente a bordo de la «Cornucopia de Mercancías Excelentes a Bajos Precios» y dedicarse a la ingeniería ecológica por un módico precio.

Comentario:

Aunque se publica como una novela, «Los Viajes de Tuf» son una serie de relatos escritos entre 1976 y 1985 con el nexo común de estar protagonizados por el excéntrico Haviland Tuf empeñado en ayudar a los habitantes de todos los planetas que encuentra a su paso. 

En esta recopilación están ordenados siguiendo la lógica interna de la trama en lugar del orden de publicación.

El que da comienzo a la historia, «La Estrella de la Plaga» es en realidad el tercero que escribió, y el más largo (unas 135 páginas) constituyendo por sí mismo una novela corta emparentada en su desarrollo con películas clásicas de ciencia ficción como «Alien» o con algunas novelas de Agatha Christie. Está entre los relatos más interesantes del tomo. 

Con el segundo relato, «Los Panes y los Peces» (98 páginas) se inicia la trilogía de aventuras en que interviene Tolly Mune, el único personaje con personalidad (aparte del protagonista) de los que aparecen en el libro y por tanto el más interesante. Mune es la única que está a la altura intelectual y moral del protagonista, su igual en ingenio y honestidad, merecedora de una novela por méritos propios.

Los habitantes de S'uthlam, el mundo en que vive Tolly Mune, son partidarios de la vida y tiene problemas por el creciente exceso de población y la dificultad para alimentar a tantos millones de personas. Tuf es contratado para solucionar el problema, y es lo que intenta a lo largo de los siguientes relatos: «Una segunda ración» (60 páginas) y «Maná del cielo» (66 páginas), que ocupan los lugares cuarto y último del tomo, en visitas realizadas cada cinco años para pagar la deuda por la reparación del «Arca» y para buscar una solución eficaz al problema. 

Y de paso ironizar sobre la creación de mitos en un divertido pasaje de «Una segunda ración» en que Tuf se encuentra con las inesperadas consecuencias de su intervención, junto a Mune, para salvar S'uthlam.

Las demás aventuras: «Guardianes» (68 págs), «Una bestia para Norn» (54 págs) y «Llamadle Moisés» (50 Págs) se centran en la creación y descripción de nuevas especies que se utilizan para resolver los problemas de los diferentes planetas que visita Tuf, aunque con algo más de fondo.

Mientras en la primera se habla de la inteligencia de las diferentes especies, la segunda es, quizá, la más previsible pese a su revisión crítica de la utilización y tortura de animales para diversión humana, emulando el circo romano, y en la última Tuf tiene la oportunidad de cumplir su sueño y jugar a ser Dios.

También contribuye a mantener el interés por las narraciones que la mayoría de ellas están escritas con una deliberada estructura de novela de misterio. Que el final de varias sea previsible no les quita fuerza.

Entre lo más interesante se encuentra la especial personalidad de Haviland Tuf, un tipo físicamente curioso, con su ausencia de cabello, rostro alargado y pálido, exceso de peso, altura que sobrepasa los dos metros. 

Si a esto se le añade la peculiar idiosincrasia del personaje, al que le repele físicamente que le toquen y tratar con otros seres humanos más de algunos cortos periodos de tiempo, que prefiere la compañía de sus gatos a la humana, es vegetariano, afirma que tiene el gran vicio de la curiosidad, le gusta resolver enigmas, mostrarse indiferente, brutalmente sincero y honesto, resulta un personaje fascinante, a veces odioso y bastante carismático. 

De interés irregular, «Los viajes de Tuf» se resiente además por la «obligada» reiteración de descripciones acerca de la apariencia y personalidad del protagonista y la misión de ingeniero ecológico que se ha autoimpuesto. Quizá si el autor hubiera repasado los relatos y eliminado las repeticiones para darle una consistencia más similar a una novela… 

Historia de ciencia ficción clásica, en la que no falta el contacto con otras especies inteligentes, aborda temas como las consecuencias de los abusos sobre la Naturaleza, la superpoblación etc, que pueden hacer pensar sobre la actualidad, y lo hace con ingenio y cierto humor, personalizado en el protagonista y sus excentricidades. 

El carisma de Tuf, Tolly Mune y los gatos: Desorden, Caos, Duda, Champiñón y Dax entre otros, que se erigen como secundarios de lujo en algunas de las aventuras debido a sus naturales habilidades psiónicas, hacen que la lectura sea a la vez amena y reflexiva. 


***T***

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.