lunes, 1 de febrero de 2016

Justicia Auxiliar, de Ann Leckie

Justicia Auxiliar (Imperio Radch 1)
Ancillary Justice
Ann Leckie
Traductora: María Victoria Morera García
416 páginas
Nova (Ediciones B)


Argumento:

Breq, el último resto de la nave Justicia de Toren, busca a Seivarden, un oficial que lleva mil años desaparecido y dado por muerto, en un planeta helado, con la intención de que la ayude en su venganza contra los que propiciaron su caída.


Comentario:

Aunque catalogada como Space Opera, "Justicia Auxiliar" es una obra bastante más compleja de lo que cabría esperarse. En primer lugar, la estructura no lineal, en la que se van intercalando capítulos que narran el pasado (flashbacks) y el presente, dificulta al inicio la comprensión de una obra ya de por sí "densa", en la que la especial naturaleza del personaje de Breq (una inteligencia artificial en forma de nave espacial que disponía en sus buenos tiempos de varios cuerpos llamados "auxiliares" o "fragmentos") y del emperador del Radch (que también tiene varios cuerpos y varias mentes, que actúan autónomamente), contribuye a enmarañar y oscurecer la trama, bastante escasa y centrada en la traición y la venganza que la sigue.

Sí, no es una obra fácil. Aparte de los diferentes puntos de vista (de un mismo personaje, eso sí que es rizar el rizo), nos encontramos con que hasta casi el final de la historia apenas hay acción: los personajes se pasan la novela charlando como si estuvieran todo el rato en reuniones sociales con los amigos, delante, para más inri, de una taza de té (sí, como lo digo, té; toman el té a todas horas y en todas las circunstancias). Por si esto fuera poco, hay una sobre abundancia de cargos jerárquicos militares: tenientes, capitanes, auxiliares... que saturan un poco la lectura y la vuelven confusa en ciertas partes.

Sin embargo, algo tiene la novela, que incluso poniéndoselo difícil al lector, hace que sigas leyendo y ahondando en las vicisitudes del Imperio galáctico este. Supongo que en los mismos motivos de la "dificultad" está la explicación: el esfuerzo que supone hace que te metas más en la historia y te comprometas con la venganza de Breq, la narradora en primera persona (en un tono más bien neutro y frío, como acomoda a una inteligencia artificial, por más que esté "encarnada" en un cuerpo humano).

Un hecho curioso, que se nota más en la versión española, es que en la lengua radchaai no existe forma de distinguir el género, con lo cual se usa para ambos sexos el femenino. Puede parecer una tontería o excentricidad pero hace que reflexionemos sobre la importancia de estas características lingüísticas. A mí partícularmente, me ha pasado que, a pesar de que en ningún momento se dice que tal o cual personaje sea hombre o mujer, me los he imaginado a todos como mujeres menos a Seivarden (a quien un personaje con otra lengua llama en masculino). Esto no es una cuestión baladí cuando en español tenemos una distinción tan marcada de géneros gramaticales que podrían marcar también la realidad de los sexos. Otra cosa es en inglés, así que supongo que la versión original logrará el efecto de indeterminación y ambigüedad buscado.

Entre los puntos fuertes de la obra, sin duda, la protagonista y la antagonista (o el protagonista y el antagonista, que nunca se sabe) y sus diferentes "encarnaciones". Pero sobre todo, destaca la construcción del mundo imaginario, lleno de detalles culturales y de todo tipo, que enriquecen la obra y nos dibujan un escenario (inspirado en el imperio romano, según palabras de la propia autora: al final del libro se incluye una esclarecedora entrevista donde se habla de ello) bastante creíble y coherente. Sobre este particular, me ha sorprendido que tenga un cierto toque hard SF y que haya un claro intento de reflejar de manera realista situaciones que en otras óperas espaciales se obvian, como la gravedad artificial en las naves y otros detalles tecnológicos.

En resumen, una obra de ciencia ficción notable, algo lenta en su desarrollo pero con un planteamiento original e interesante, que explora el problema de la identidad en una ambientación que puede recordar a otras historias con imperios galácticos, pero que destaca por su ambición.

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

2 comentarios:

  1. Le tengo ganas. Me encanta la Ciencia Ficción bien hecha e imaginativa, pero ahora mismo llevo tres o cuatro años de premios Nébula de retraso. Y conozco bien esa sensación de un libro que no tiene mucha acción pero que no puedes dejar de leer. Gracias por la reseña.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por el comentario. A mí el libro me ha atraído y obligado a leerlo entero jaja, aunque está escrito de tal forma que hay mucho planteamiento, casi todo en flashbacks, poco nudo y luego, va directo al desenlace, que es lo que tiene más acción. No sé, dicen por ahí que repite cosas ya vistas en la CF, pero ¿qué no está visto hoy en día?

      Eliminar

Comenta, no seas tímido.